top of page
  • Elizabeth Bolaños

Crisis de comunicación en el Buckingham Palace

La foto de Kate Middleton: entre montajes, rumores desata la crisis de comunicación en el Buckingham Palace.

Kate Middleton, Crisis de comunicación en el Palacio Kensington

Un domingo de polémica

El pasado domingo 10 de marzo, el Buckingham Palace sorprendió a todos con una foto de Kate Middleton junto a sus tres hijos. La imagen, publicada en las redes sociales oficiales de la familia real, mostraba a la princesa sonriente y rodeada de sus pequeños.

Junto a la foto, un mensaje de agradecimiento por el apoyo recibido durante los últimos dos meses y un deseo de Feliz Día de la Madre firmados por "C" (de Catherine).

Sin embargo, algo no cuadraba. Varios detalles en la imagen despertaron las sospechas de los usuarios: la mano izquierda de la princesa desalineada con la manga de su chaleco era el más evidente.

Un montaje que desata una tormenta

Las dudas sobre la veracidad de la foto no tardaron en convertirse en una tormenta en las redes sociales. Se cuestionó la transparencia de la oficina de prensa de los Príncipes y se avivaron las especulaciones sobre la salud de Kate.

La situación se agravó cuando agencias de noticias como Associated Press (AP), Reuters y AFP decidieron retirar la foto al considerarla manipulada. La imagen original, con sus fallos de edición, ya no estaba disponible.


Mensaje de Kate Middleton 2024

A pesar que los medios oficiales la han retirado, las cuentas oficiales de la realza inglesa la mantienen. Creando una tormenta en las redes sociales y aumentando las teorías conspirativas en búsqueda de la verdad y transparencia.

Una disculpa que no calma las aguas

Ante la presión, Kate Middleton reconoció este lunes la manipulación de la foto y pidió disculpas. Sin embargo, el daño ya estaba hecho. La imagen de la princesa y la credibilidad del Palacio de Kensington se habían visto seriamente afectadas.

Una larga ausencia y un halo de misterio

La polémica se suma a la larga ausencia de Kate Middleton en los actos oficiales, lo que ha alimentado las teorías conspirativas sobre su salud.

Desde el anuncio de su operación de abdomen  a mediados de enero (donde se comunicó que no tenía nada que ver con un cáncer o una situación médica compleja), la princesa ha mantenido un perfil bajo, apareciendo solo en una foto no oficial a finales de febrero.

El Palacio de Kensington ha defendido la privacidad de la familia real y ha asegurado que Middleton se encuentra bien, pero la falta de información concreta ha generado desconfianza y rienda suelta a teorías sobre la salud de la Princesa de Gales.

Fallos de comunicación y una corona que carece de credibilidad

La falta de una línea clara de comunicación por parte del Buckingham Palace ha agravado la crisis. La descoordinación con el ejército británico, que anunció erróneamente la presencia de Middleton en un acto oficial, ha sido la última muestra de descontrol. Creando una imagen de misterio, poca confianza y agravando la situación cuando entidades de poder tampoco saben qué pasa. La imagen de la realeza se ha visto debilitada y la confianza del público en la transparencia de la institución se ha quebrado. Las teorías conspirativas sobre la salud de la futura reina se multiplican y alimentan un clima de incertidumbre. La última teoría es que el rostro de Kate Middleton ha sido tomado de la portada de Vogue dónde ella sale. Se dice que es prácticamente imposible tomar dos veces la misma foto con la misma sonrisa y ángulos.

Interrogantes sin respuesta

La estrategia comunicativa del Palacio de Kensington ha fallado y la crisis de comunicación en el Buckingham Palace es palpable. La opacidad y la falta de información han generado más dudas que certezas sobre la salud de Kate Middleton.

¿Qué ha pasado realmente? ¿Por qué se ha tardado tanto en ofrecer información clara? Estas son solo algunas de las preguntas que aún no tienen respuesta.

Un futuro incierto

El futuro de la imagen pública de Kate Middleton y la confianza en la Casa Real dependerá de la forma en que se gestione esta crisis. Recuperar la credibilidad perdida será un desafío titánico.

¿Logrará el Palacio de Kensington restaurar la confianza del público? Solo el tiempo lo dirá.

¿Y tú, qué opinas? ¿Una falla en la comunicación o aquí hay algo que no nos están contando? ¿Crees que el Palacio de Kensington ha gestionado bien la crisis? ¿Qué te parece la manipulación de la foto? ¿Cómo crees que afectará esto a la imagen de la realeza?


13 views

Comments


bottom of page